lunes, 15 de abril de 2013

PROCEDIMIENTO PARA LA NECROPSIA


El diagnóstico de las enfermedades que afectan a las aves constituye una de las tareas más importantes. La explotación avícola  presenta características muy propia en lo que respecta  a densidad de población. La alta concentración de aves por espacio crea las condiciones favorables para el surgimiento y extensión de forma rápida de patologías. Precisamente por esto, es tan complejo el diagnóstico de las enfermedades en esta especie, que el no descubrimiento de una patología a tiempo puede traer como consecuencia una alta morbilidad, letalidad y mortalidad en la masa avícola con afectaciones en el potencial genético, productivo y reproductivo.

LA NECROPSIA, EL EXAMEN POSTMORTEM Y RESEÑA

La necropsia constituye el conjunto de procedimientos que se realizan en  el cadáver que permiten evaluar principalmente las alteraciones morfológicas que ocurren en el ave producto de la enfermedad. Tales alteraciones son inducidas por los cambios en la función que genera el proceso patológico en los órganos y tejidos al romper la homeostasis corporal. El Examen Postmortem evalúa además de las  lesiones encontradas, la anamnesis y la reseña del caso y los resultados  que se obtienen de los exámenes complementarios que se indican, todo  lo cual permite concluir de manera científica el diagnóstico de la  enfermedad en cuestión.
(La anamnesis constituye la recolección más completa y posible de  datos, obtenido por parte del dueño y/o responsable de la de los animales, antes y durante la exploración de las aves, tanto si éstas se encuentran vivas como muertas.)
La reseña también forma parte del protocolo de necropsia y abarcará un conjunto de datos que identificarán a las aves: nombre del propietario, especie, raza, línea, sexo, edad, categoría, procedencia, etc. El análisis de estos datos son de gran valor, ya que muchas de las enfermedades aparecen en determinadas, razas, líneas, sexo o categoría e incluso zona geográfica y nos van orientando hacia donde conducir nuestras investigaciones.

MOMENTO DE LA NECROPSIA.

La necropsia debe practicarse lo antes posible después de la muerte o sacrificio de las aves en estado agónico. , aspecto esencial en países como el nuestro donde la temperatura ambiental es elevada y se aceleran los procesos de descomposición del cadáver, que con su acidificación y autolisis celular, pueden afectar principalmente el aislamiento de microorganismos y los estudios histopatológicos.

HIGIENE DE LA NECROPSIA

Todas las aves que son sometidas a la necropsia debe considerarse una fuente de infección para los animales y el hombre. Por tal motivo debemos tomar las medidas de bioseguridad necesarias que eviten la diseminación de cualquier agente infectocontagioso fuera del área donde se realizará. Por tal motivo se prohíbe realizar en esta área cualquier otra actividad que no sea la necropsia: ingerir alimentos, fumar, etc. Debe además utilizarse trajes protectores, botas de goma o calzado apropiado o en su defecto una ropa sólo para este menester la cual será desinfectada con posterioridad. Además debemos constar con delantales y guantes quirúrgicos o de nylon. El instrumental utilizado debe esterilizarse tanto antes como después de la necropsia, para evitar contaminaciones indeseables.

EL INSTRUMENTAL PARA LA NECROPSIA

La falta de instrumental no puede ser una excusa para dejar de practicar la necropsia, ya que incluso en las condiciones de producción ésta se puede realizar con una simple tijera. Sin embargo, en la medida con que se cuente con instrumentos más adecuados el trabajo será más fácil y satisfactorio El instrumental de necropsia debe comprende: pinzas quirúrgicas, tijera mayo, pinza de sostén, barra de acero (afilador), escalpelo, costotomo, enterótomo, lupa, cinta métrica, sonda acanalada, cordel, plancha de madera, balanza de hasta 5 Kg., agujas y jeringuillas.
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
EXPLORACIÓN DEL HÁBITO EXTERNO
Después de analizada cuidadosamente la anamnesis y la reseña debemos  pasar a explorar el hábito externo, que esta compuesto por: la piel y las plumas, mucosas visibles, aberturas corporales, estado nutricional y la conformación anatómica del cadáver como un todo:

Exploración del plumaje: En las (Fig. 3) observaremos su aspecto: brillo, integridad, grado de fijación, tamaño, ectoparásitos, etc.

Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
Exploración de la piel: En la piel determinaremos el grado de flexibilidad, ectoparásitos, etc 

Exploración de la cabeza y sus apéndices: Se observará detalladamente el color, tamaño, presencia de algún tipo de nodulación o exudado sobre las siguientes estructuras: cresta, barbillas


Exploración del pico y cavidad oral: Es necesario precisar su color, integridad, grado de humedad, presencia de algún tipo de nódulo o exudado sobre ella, etc. (Fig. 7.)
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf

Evaluación de la conformación anatómica de las aves: Este aspecto considera la evaluación de las proporciones y formas de las diferentes partes del cuerpo, es decir, anormalidades que puedan detectarse en la cabeza, articulaciones.


SACRIFICIO Y FIJACIÓN DEL CADÁVER

En los laboratorios de Anatomía se debe contar con mesa de necropsia, preferiblemente de acero inoxidable o en su defecto de concreto con estuque.
En la actualidad hay muchos métodos para el sacrificio que son rápidos y poco traumáticos una de ella es por electricidad, el cual cosiste en dos cables que se conecta en las extremidades del ave y se induce el voltaje que corre por todo el cuerpo esto causa un paro cardiaco.
Inicialmente se rocía con desinfectante las plumas para evitar la diseminación de polvo, y patógenos potenciales posteriormente se cortan a ambos lados los pliegues inguinales (Fig. 11).
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf

DECOLADO O DESOLLADO

Consiste en la separación de la piel en casi toda su extensión mediante una incisión a todo lo ancho en la posición posterior del abdomen, desgarrando la piel con fuerte tracción hacia arriba y hacia delante descubriendo el toráx y la región cervical completa hasta la cabeza. (Fig. 12).
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
EXPLORACIÓN DEL HÁBITO INTERNO

Según la sospecha conviene en algunos casos invertir el orden, y tras abrir la cavidad celomica tomar directamente muestras para cultivo del interior del corazón y de algunos órganos antes de proceder a la necropsia completa.

Exploración del aparato locomotor: Está compuesto por: Los músculos, los huesos y las articulaciones.En los músculos debemos inspeccionar las grandes masas musculares, y músculos intercostales (Fig.20). La evaluación de estos (Hemorragias, Congestión y Necrosis) y de su grasa, son elementos importantes para establecer el estado nutricional del ave.
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
Al inspeccionar los huesos es necesario explorar la unión costo condral en busca de lesiones de raquitismo (rosario raquítico), principalmente en aves jóvenes y en adulta evaluar la quilla del esternón (Fig.21). Las principales articulaciones serán abiertas, especialmente de las extremidades, dejando al descubierto todas sus estructuras (superficie articular, líquido sinovial y membrana articular). En caso de existir alteraciones del líquido de la articulación este puede colectarse para su estudio.
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
Exploración del Bloque toráxico: Este comprende la lengua, faringe, esófago y tráquea, tiroides, laringe, timo, pulmones, sacos aéreos y corazón con los grandes vasos sanguíneos. La lengua, timo, corazón y pulmón se exploran como cualquier órgano macizo, mientras que la faringe, laringe, tráquea, esófago y grandes vasos como tubulares.
En el caso del pulmón, debe prestársele particular importancia a la disminución de tamaño del órgano toda vez que se abra la cavidad torácica, donde se encontraban al vacío, que se pone de manifiesto por el arrugamiento. Finalmente todo el órgano debe ser observado para determinar posibles lesiones internas.
Es importante observar la transparencia y el grosor de la membranas de los sacos aéreos torácicos y abdominales.
El corazón (Fig 24), antes de inspeccionarse debe separarse del resto del bloque, lo cual se realiza cortando los grandes vasos lo más alejado posible del órgano. Esto nos permitirá evaluar convenientemente las malformaciones congénitas del corazón y los grandes vasos.
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
Exploración del Bloque abdominal: Comenzamos con la exploración del aparato genito urinario. En el se encuentran: riñones, aparato genital masculino o femenino. Además en este bloque también se encuentra la cloaca y las glándulas perianales, que deben ser evaluadas.

Exploración del aparato urinario: En el caso de los riñones, evaluar su superficie externa y posteriormente realizarle un corte longitudinal medio para poder explorar toda su estructura interna Zona cortical, medular.

Exploración del aparato genital Genital femenino: Comenzamos por observar el racimo ovárico inspeccionamos como órgano macizo, por lo que debemos observar su superficie externa (Fig. 27). El resto de los elementos genitales, se evalúan como órganos tubulares. El oviducto debe abrirse completamente para observar su mucosa y contenido.
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf

Genital masculino: Comenzamos la exploración evaluando los testículos, los cuales se evalúan como órganos macizos. Después de descrita su superficie externa debemos practicar varios cortes al órgano para observar las características de su parénquima.

Exploración del Bazo: El bazo debe explorarse como órgano macizo y evaluar en su superficie de corte la pulpa roja y la blanca. En la pulpa roja se produce la destrucción de los eritrocitos caducos, mientras que en la blanca existen grandes acúmulos de linfocitos que participan en la respuesta inmune. Es importante establecer la relación que existe entre ambas pulpas ya que en muchos procesos patológicos se encuentran alteradas.

Exploración de la Bolsa de Fabricio: La Bolsa de Fabrico (Fig. 29), situada en la zona dorsal de la cloaca y debe inspeccionarse como un órgano hueco tiene forma de saco, en su interior llena de pliegues, estos contienen paquetes de folículos linfoides dentro de una armadura de tejido conjuntivo cubierta por un epitelio columnar o cilíndrico. Su contorno es desde redondo hasta cilíndrico.
Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
Crece rápidamente en los pollos jóvenes: Alcanza su tamaño máximo entre las 4 y12 semanas de edad. En la mayoría de los pollos regresa rápidamente después de las 20 a 24 semanas de edad. El crecimiento más rápido ocurre entre las 3 y 5 semanas de vida. La regresión generalmente ocurre con la madurez sexual.

Exploración del Aparato digestivo: Hemos dejado los órganos de este aparato para el final con la finalidad de evitar las indeseables contaminaciones bacterianas que pueden producirse con su manipulación. Comenzaremos por la evaluación del bloque que consta del hígado y vesícula biliar (Fig. 30), El hígado será evaluado como órgano macizo. Pasando después a abrir la vesícula. Continuamos con la exploración del estomago glandular (proventrículo) (Fig. 31) y muscular (molleja), considerándolos como órganos tubulares y a continuación con el Intestino delgado (duodeno, yeyuno, íleon) e intestino grueso (ciego (Fig. 32) y colon). Es necesario, abrir una porción del intestino delgado (duodeno), ya que aunque las zonas de enteritis exudativas pueden observarse externamente (Fig. 33), otras lesiones de la mucosa pueden pasar inadvertidas desde el exterior, así como observar la presencia de parásitos internos (Helmintos) (Fig. 34).



Fuente: Estudio de la anamnesis epizoótica y de la necropsia de aves domésticas en la base asistencial veterinaria. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 2010 Volumen 11 Número 11B. On line: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n111110B/111008B.pdf
ESTABLECIMIENTO DE LAS CONCLUSIONES MACROSCÓPICAS

Después de descritos todos los órganos y asentado sus incidencias, incluso en caso de no existir lesiones en los órganos, se deben aclarar mediante las siglas SAA que significa Sin Alteraciones Aparentes, como constancia de que fueron explorados, en el protocolo de necropsia por aparatos y sistemas,
Este es un proceso de suma importancia, ya que de los hallazgos observados en cada uno, pasaremos a denominar lo que ha ocurrido en ellos, teniendo en cuenta la nomenclatura que se utiliza en la patología orgánica, es decir a denominar la lesión que ocurre en él. Por ejemplo, si hemos descrito que en el hígado se observó un aumento de tamaño, con puntos blanquecinos convexo de tamaño variable, distribuidos en diferentes lóbulos, superficie irregular, perdida de la relación parénquima estroma; pasamos a concluir que es una necrosis multifocal hepática.


BIBLIOGRAFIA 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada